domingo, 30 de diciembre de 2012

Bienvenida Monogamia.



Es todo tan bello que da miedo, pánico.
Pero yo ya aprendí y no lo sufro tanto, él si.
Él le tiene miedo al miedo, pero mis besos lo llevan mas allá y logran hacerle olvidar.
Yo decididamente y sin dudar… me entrego, él llego para algo, por algo, lo sé, lo senti desde el primer momento en que lo vi, él esta acá  conmigo, en mi.
Su sola presencia me pone en eje, cuando estoy con él siento que me equilibro naturalmente.
Me dice todo lo que siempre quise escuchar, me cuida, me sorprende, me envuelve, me eleva.
A veces su mirada me trapasa y me hace sentir mas real que nunca.
De todos modos el miedo sigue ahí,  aunque esta vez es miedo del bueno,  es como agridulce. 
Es ese tipo de miedo que acaricia, que sana, que sueña, que quiere creer y crecer.
Se fue hace no mas de dos horas y ya quiero que vuelva y que me abrace,  pero extrañarlo unos dias sabe tan bien que me enamora.


 ♥♥



(En este humilde acto queda registrado que despues de muchos años dejo el oficio de barrilete.) 

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Sin palabras... Creo q la mejor manera de expresar algo en este momento es tenerte y sin mediar nada besarte disfrutar de vos marian, hermosas palabras es muy lindo leerlo y aprender de vos gracias

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Un Simple Blog dijo...

Hay que tener mucho cuidado del miedo al miedo.

Mariana dijo...

El miedo se va... el miedo se esta yendo.